8 de marzo de 2018

Seguridad Social alemana

Los documentos más habituales son las resoluciones (Bescheid) concediendo la pensión o las comunicaciones (Mitteilung) relativas a la actualización de la pensión (Rentenanpassung).

Al final de cada resolución encontrará siempre información para el caso de que quiera recurrirla (Rechtsmittel). Recuerde que para recurrir cualquier acto administrativo siempre hay un plazo, no demasiado largo.

21 de febrero de 2018

Cuentas anuales

A lo largo de los años he traducido con frecuencia cuentas anuales alemanas (Jahresabschluss). Las cuentas anuales típicas incluyen:
  • Bilanz (balance)
  • Gewinn und Verlustrechnung (cuenta de pérdidas y ganancias)
  • Anhang (memoria), y
  • Lagebericht (informe de situación)
Cuando están auditadas pueden aparecer como "geprüfter Jahresabschluss", con un informe de los auditores (Bestätigungsvermerk).

Más información (en alemán): Wikipedia

18 de noviembre de 2016

textos académicos

Traducciones del alemán de textos científicos y académicos:
  • ciencias sociales y económicas 
  • ciencias jurídicas 

Esta traductora tiene la licenciatura en Ciencias de la Educación (Filosofía y Ciencias de la Educación) , y además una larga experiencia como traductora jurada en toda suerte de textos relacionados con el mundo del derecho, de la economía y de las finanzas.

Además, tiene experiencia en tareas administrativas en la empresa privada (casi siete años) y otros tantos en la enseñanza del alemán a adultos.

21 de abril de 2014

certificados del Registro Civil en español, al alemán

Si bien no hay ningún convenio que obligue a aceptar traducciones juradas al alemán realizadas por una traductora jurada con nombramiento oficial español, en general sí se aceptan. En caso de duda, consulte con el organismo alemán.

Antes de encargar una traducción jurada al alemán, verifique si necesita la Apostilla de la Haya, puesto que ésta debe conseguirse antes de proceder a la traducción.





11 de abril de 2014

títulos académicos

Es el título el que habilita para el ejercicio de determinadas profesiones, o el que acredita un determinado nivel de los estudios, y cuando se quiere usar en el extranjero hay que traducirlo, por lo menos.

Si nos fijamos en los títulos, veremos que suelen especificar que son reconocidos en determinado territorio, generalmente nacional, no internacional. Para que surtan efecto en el extranjero todos los títulos deben ser convalidados u homologados. Eso no significa que a nivel particular un empresario o empleador privado tenga suficiente con la traducción del título.
La traducción oficial debe ser siempre del documento que se va a presentar. Si no se va a presentar el título original, sino una copia compulsada, habrá de traducirse la copia compulsada, es decir, también hay que traducir la compulsa. Si el dorso del título no está en blanco, hay que traducirlo igualmente.
En España existe la nefasta tradición de no entregar los títulos hasta pasado bastante tiempo, obligando a la gente a funcionar con un certificado. Certificado que en ocasiones apenas dice otra cosa que el interesado ha pagado las tasas de expedición del título. Es un documento que fuera de España se conoce poco, y a veces no es suficiente para acreditar la condición de titulado.